Comentario Cine: “Hannibal Rising”.

Publicado en Sobras el 30/01/08:

Me molesta que Hannibal rime con caníbal. Es ridículo. Es como si Drácula se llamara Draculiro, por ser vampiro. Quizás si fuera un apodo podría entenderlo, hay que considerar que el Dr. Lecter tiene un extraño sentido del humor, pero no, así le pusieron su mamá y su papá. Porque Hannibal también fue un niño y eso precisamente es lo que hace tan atractiva a esta película.
Cuando dan esos reportajes súper llorosos sobre delincuentes en la tele, al final el asunto está en descubrir qué fue lo que frickeó al tipo, para llevarlo a cometer aberraciones. En esa línea esta cinta trae una respuesta a todos quienes no podían dormir por las noches, preguntándose cuál es el origen de la maldad de Hannibal Lecter y es grato que sea coherente y no tenga nada que ver con extraterrestres o algún asunto religioso. No contaré más detalles.
De lo que sí puedo hablar es de lo triste que resulta cuando elementos rebuscados manchan una película que tiraba para buena y la dejan sólo en pasable. Quizás sea un género nuevo o una tendencia o no se qué carajo, pero el asunto es que Hannibal tiene una iniciación como ¡SAMURAI! Una cosa es que en Kill Bill funcione bien y que en Batman Begins desde una mirada misericordiosa nos lo traguemos a medias. Pero Hannibal Lecter con una katana… no hueveen.
Es patético que para poder tener un afiche con una mascarita, tengan que meter pelotudeces en el guión. Lo que resulta más inaceptable si consideramos que el texto estuvo a cargo de Thomas Harris, creador y autor de todas las novelas del personaje.
Dejando de lado el rollo “pequeño saltamontes”, esta película es la más brutal de la saga del Dr. Lecter. El suspenso queda en el olvido, para meterse de lleno en el gore, dentro de los límites que permite la mega industria y para no ser cine B, tiene unas escenas bastante estremecedoras.
Es respetable lo que hace Gaspard Ulliel, al interpretar a Hannibal en su juventud, dándole su propia lectura al personaje, sin caer en una imitación de lo que hizo el abuelito Hopkins. Mientras que el Lecter original genera una simpatía culpable con su constante ironía, al de Hannibal Rising no le interesa caerle bien a nadie. Su tema es ahogar los fantasmas que lo atormentan y para eso no duda en buscar los métodos más crueles para hacerlo.
Aunque defiendo El Silencio de los Inocentes por sobre secuelas, precuelas, títeres, show de mimos y demás historias que involucren a Lecter, para ser la pieza del puzzle que faltaba, esta película cumple, no de manera sobresaliente, pero cumple.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: