Comentario Cine: “Cloverfield”.

Publicado en Sobras el 06/02/08:

¿Porqué los monstruos siempre aparecen en Nueva York? ¿Porqué no en ciudades como eh…La Ligua? Me gustaría ver a un alfajor gigante persiguiendo a señoras con delantal y viajeros de carretera. Pero no, los monstruos buscan la fama, no quieren ser menos que Al Qaeda y como ya no hay Torres Gemelas se agarran de lo que pueden, por ejemplo la Estatua de la Libertad.
Cloverfield se matriculó con la Estatua de un puro Highlander y con eso provocó una imagen que se va a convertir en un clásico pop: la cabeza de la Sra. Libertad en medio de las calles de Nueva York (cita al afiche de Escape de Nueva York de John Carpenter). Después de años luchando por todo tipo de libertades, llega un monstruo con un pésimo olfato político que las elimina con un flato. Esa escena es un anuncio de lo que espera a los protagonistas. Estarán presos en su ciudad y peor todavía en rollos personales que mientras avanza la historia se irán volviendo cada vez más irreparables. Es un plus que por sobre los efectos especiales y el bicharraco en cuestión, primero hay un guión con personajes bien trabajados.
De ahí la opción de contar la historia en una primera persona que convence en su cuidada improvisación y en la sensación de tiempo real. Es un acierto que no buscaron la imagen más linda ni la más espectacular, sino que la más real. Que nunca olvidaron que detrás de la cámara hay un personaje y que cada toma está condicionada por eso. Aunque pocas veces le vemos la cara, Hud Platt muy bien interpretado por el debutante T.J. Miller, es quién nos narra la mayor parte de la historia. Con sus comentarios y compartiendo su visión, nos hacemos sus aliados, lo que lo convierte en el personaje más empático de la película.
El experimento muy en la línea de The Blair Witch Project, funciona, pero a diferencia de esa cinta, considero que se apresuraron en mostrar al monstruo. Podrían haberle dado un poquito más de suspenso al asunto. Sin embargo, eso no quita que la película es efectiva en mantener la tensión y que cada aparición del bicho está logradísima. Eso sí, para poder disfrutar de verdad la experiencia, HAY que verla en el cine, ojala al lado de un parlante.
Por el formato escogido, se justifica que no exista una explicación sobre el origen del monstruo. Lo que permite desarrollar una campaña de marketing viral, de esas que tanto le gustan al productor J.J. Abrams. Su nombre pone nuevamente en la mesa, el debate para determinar si el autor de una película es el productor, el guionista o el director, porque esta película va a terminar asociada a él. Para poder opinar sobre quién es el papi de Cloverfield, vayan a verla, y sólo por precaución eviten pasar por La Ligua de noche, uno nunca sabe lo que puede aparecer.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: